El fundador y CEO de Uber renuncia a su cargo por presiones de cinco inversores tras meses de crisis

Este martes, 20 de junio, Travis Kalanick se ha despedido definitivamente como CEO de Uber, la empresa que cofundó en 2009 y que se erigió como un gigante tecnológico mundial del transporte colaborativo valorado en $70,000 millones. Su dimisión ha tenido lugar tras meses sumergido en una espiral de escándalos y, finalmente, por la petición explícita de cinco de sus más importantes accionistas.

“Amo a Uber más que nada en el mundo y en este momento difícil para mi vida personal, he aceptado la petición de los inversores para que me eche a un lado, con tal de que Uber siga creciendo en vez de distraerse con otra discusión”, ha declarado Kalanick en un comunicado para despedirse de sus empleados.

La semana pasada, Kalanick anunció que se retiraría de la empresa durante un tiempo indefinido, sin esclarecer los detalles. Pero, aparentemente, este tiempo no era suficiente para algunos accionistas de la empresa, que redactaron una carta llamada “Moving Uber Forward”, a la que ha tenido acceso la prensa norteamericana.

Cinco fueron los inversores que han pedido la dimisión inmediata de Kalanick en esta carta, donde también se ha apremiado a un cambio de rumbo urgente en la dirección de la empresa.

Las presiones por la dimisión de Kalanick provinieron también de inversores de gran prestigio en el mundo tecnológico, que financiaron el gigante del transporte desde sus inicios: se trata de First Round Capital, Lowercase Capital, Menlo Ventures y Fidelity Investments. En total, estas empresas acumulan un 25% de las acciones de Uber y tienen un poder de votación del 40% en la empresa.

Uno de ellos ha twitteado lo siguiente:

La carta fue entregada este martes a uno de los directivos de Uber, mientras Kalanick se encontraba en Chicago durante su retirada temporal. Por otro lado, Travis Kalanick seguirá formando parte de Uber como miembro del Consejo. 

“Travis siempre ha puesto Uber por delante de todo”, ha declarado hoy el Consejo de Uber en un comunicado. “Esta ha sido una decisión muy dura y un símbolo de su devoción por Uber. Echándose a un lado, Kalanick se está tomando tiempo para sanarse de su tragedia personal mientras da a la empresa espacio para dedicarse completamente a este nuevo episodio”.

El futuro de Uber sin Kalanick

La espiral de escándalos y problemas judiciales de Uber tuvo su inicio en febrero de 2017, cuando una ex-ingeniera de la empresa publicó en su blog el acoso sexual que sufría en su lugar de trabajo y la nula respuesta que recibió por parte de los directivos. De ahí en adelante, salieron a la luz diversos escándalos que evidenciaron la cultura de fiestas, sexo y drogas que tenía lugar en esta empresa de Silicon Valley.

La imagen de Kalanick se vio seriamente dañada con la filtración de un vídeo, en el que aparecía contestando de manera grosera a un conductor de su empresa que se quejaba de los bajos sueldos.

A pesar de todo ello, Travis Kalanick ha moldeado Uber a su semejanza y sigue siendo un símbolo e imagen muy importantes dentro de la empresa –a partir de ahora como miembro del Consejo–. Siendo la empresa tecnológica mejor valorada de todo el mundo –unos 70.000 millones de dólares–, es natural que los inversores quieran protegerse ante el riesgo de una caída abrupta, aún más teniendo en cuenta que, desde la crisis empresarial, los competidores de Uber no han perdido el tiempo.

De hecho, en la misma carta redactada por los cinco inversores, se destaca la intención de encontrar “directores verdaderamente independientes” para hacer realidad un cambio en la empresa que, entre otras medidas, planea aceptar propinas para los conductores –una fuente de ingresos que Lyft ya ha sabido exprimir–.

Lee ahora: Conoce a David Richter, el nuevo número 2 de Uber

Más sobre Uber

Uber despide a 20 empleados por presunto acoso sexual y otros incidentes

Uber ha contratado a un nuevo directivo cuyo único trabajo es arreglar los problemas de liderazgo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here