Trusted Circles busca la colaboración y solidaridad ciudadanas contra las agresiones

La aplicación tecnológica a fines sociales ya es una realidad, un nuevo paradigma social en el que se están encontrando soluciones a problemas colectivos que, de otra manera, no tienen una fácil salida. Una situación tan común como la vuelta a casa por la noche, puede ser el escenario de una agresión física, sexual o verbal por parte de un o una desconocido/a. La tecnología está empezando a trabajar de cara a la seguridad ciudadana a través de herramientas digitales o la creación de comunidades de apoyo comunitario. Así nace Trusted Circles

Algunas funciones básicas de los móviles, como la grabación de voz, han facilitado las denuncias por abusos sexuales, o la retransmisión en directo de una agresión en plena calle. Y ahora, unos jóvenes españoles han desarrollado Trusted Circles, una aplicación que se activa cuando iniciamos nuestra trayectoria hasta casa, informando a nuestros conocidos de nuestra localización y alertándolos en el caso de incidente.

En caso de peligro, no solo se alerta a los contactos sino también a la comunidad de Trusted Circles

La App Trusted Circles tiene dos funcionalidades: en primer lugar, el usuario debe pulsar ‘Iniciar Vuelta’ en el momento en que comienza su camino a casa. Automáticamente, una notificación será enviada a los contactos de su App. En el caso de que durante el trayecto hacia casa el usuario se encuentre en una situación de agresión, entonces sencillamente debe pulsar el botón “S.O.S”.

Una alarma sonará en el móvil para asustar al posible agresor y llamar la atención de la gente de alrededor y, al mismo tiempo, los contactos serán avisados de que el usuario se encuentra en peligro, para facilitar que llamen e informar de lo ocurrido. También se avisa a todos los usuarios de la aplicación que se encuentren a una distancia de menos de un kilómetro, a quienes se les envía la localización en el mapa para que puedan ir a socorrer la víctima.

En palabras de los fundadores, esta función de interconexión entre usuarios anónimos “es lo que hace solidaria nuestra aplicación; la implicación de desconocidos en ayudarse mutuamente.” No obstante, un dato imprescindible para los usuarios de Trusted Circles es que ésta debe funcionar en un dispositivo con conexión a internet y cobertura móvil.

El nacimiento de una idea revolucionaria

Trusted Circles nace de una conversación informal entre los fundadores, Andoni Suárez y Gustavo Iñíguez. En ella, comentaban una agresión y la posibilidad de que hubiera tenido otro final, en el caso que la gente alrededor hubiera sabido lo que estaba ocurriendo.

Con una larga trayectoria profesional en el mundo de la seguridad informática, en ese momento los dos amigos se pusieron manos a la obra para crear una tecnología “que interconectara” a los usuarios por cercanía.

Por el momento, Trusted Circles es un proyecto en el que se dedican durante su tiempo libre, sin embargo la aplicación ya cuenta con más de 10.000 descargas. “Preferimos ir creciendo lentamente para poder solventar los problemas que van saliendo y así hacer una aplicación más estable a medida que la comunidad vaya creciendo”, aseguran.

En un futuro, los fundadores esperan añadir más funciones a su aplicación, a través del feedback con los usuarios y los conocidos, que “van aportando ideas y siempre descubres nuevas posibilidades”. De momento, la startup solo recibe financiación de sus fundadores y de los ciudadanos que quieran hacer un donativo a través de su página web.

En España tienen lugar 4.000 agresiones cada año y solamente se denuncian el 10%

Según la Unión Europea, solamente se denuncian un 10% de las agresiones que tienen lugar en España. Mientras el Ministerio de Interior cifra el total en 1.328 en el año 2015 –son los últimos datos disponibles–, el Informe Raxen calcula que la cifra real son unas 4.000 agresiones al año, teniendo en cuenta los sucesos no denunciados y las apariciones en prensa.

El racismo y la xenofobia suponen un 38% del total de delitos de odio en España, seguidos por las cuestiones de ideología (23,2%) y por la orientación o identidad sexual, que suponen el 12,7% del total de agresiones. Casi la mitad de estos incidentes son lesiones o amenazas a la víctima, mientras que los abusos sexuales representan un 4,4% de los hechos.

Una de las razones por las que muchas agresiones no son denunciadas es por la falta de recursos o de información de los colectivos víctimas de tales sucesos.

Artículos que pueden interesarte

Instagram es ahora más grande que Snapchat

‘Stories’, el futuro de las redes sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here