Uber mostrará su vehículo volador en 2020

Uber ya no es sólo una startup de coches multibillonaria. Para 2020, la compañía quiere hacer la primera demostración pública de su red de aviones eléctricos, Uber Elevate, que transportarán pasajeros a 240 km/h (150 mph).

Para alcanzar su ambicioso objetivo en los próximos años, Uber Elevate se ha asociado con Dallas-Forth Worth y Dubai como sus socios principales para el lanzamiento. Uber anunció el martes que tiene el objetivo de debutar en la red de Uber Elevate cuando Dubai acoja la Feria Mundial en 2020.

“Es pulsar un botón y conseguir un vuelo”, dijo Jeff Holden, jefe de productos de Uber, en su discurso de apertura en la Cumbre Uber Elevate.

La visión de Uber Elevate es construir una red de aviones con despegue y aterrizaje vertical (VTOL), que harían aviación bajo demanda. Es decir, el usuario podría pedir el servicio de Uber Elevate en cualquier momento y un avión eléctrico aparecería para llevarlo a cualquier parte. El proyecto proporcionará unas ventajas significativas, como la construcción de nuevas carreteras, puentes o túneles, afirman los representantes de Uber. Dado que los aviones no necesitan seguir las rutas establecidas, ayudaría a evitar la congestión y mejorar los tiempos de desplazamiento, según la compañía.

Uber Elevate, un nuevo concepto de transporte

“Así como los rascacielos permitieron a las ciudades utilizar las tierras limitadas de manera más eficiente, el transporte aéreo urbano utilizará el espacio aéreo tridimensional para aliviar la congestión del transporte por tierra“, escribió Uber en su “libro blanco” sobre Uber Elevate, que dio a conocer en octubre de 2016.

Basado en los cálculos de Uber, un desplazamiento de dos horas entre el barrio de Marina (San Francisco) hasta el centro de San José, sólo tardaría 15 minutos en un avión VTOL. En una demostración de aplicación, Holden mostró cómo “UberAir” podría convertirse en una opción en la aplicación móvil, al igual que el usuario puede elegir entre UberPOOL y UberXL. Uber afirma que la clave para desbloquear este tipo de viajes aéreos urbanos es poder entender la demanda y los precios.

Pero llegar a este futuro de “coches voladores” requiere de una gran red de infraestructuras. La compañía sugiere que los aparcamientos y helipuertos podrían ser reutilizados para ser usados ​​como “vertipods” y “vertistops”. Como parte de sus alianzas con Dubai y Dallas-Fort Worth, Uber también trabajará con dos compañías inmobiliarias para trabajar en la construcción de las infraestructuras necesarias para ello. La Autoridad de Carreteras y Transportes de Dubai también financiará estudios sobre precios y demanda de una red VTOL.

Uber también está trabajando con la NASA, la FAA y la Asociación Nacional de Control de Tráfico Aéreo, para trabajar en un enfoque diferente y especializado sobre el control del tráfico aéreo.

Un largo camino y muchos obstáculos por superar

Construir la infraestructura es sólo una parte del rompecabezas. El otro obstáculo está en perfeccionar un avión totalmente eléctrico VTOL que tranquilamente pueda transportar a la gente de las ciudades a los suburbios, o incluso a través de las ciudades, en un corto período de tiempo.

La compañía, por ahora, ha decidido no construir su propio avión, sino asociarse con otros fabricantes especializados que están diseñando aviones que se pueden ajustar a las necesidades de diseño de Uber. En la cumbre de Uber Elevate de Dallas, Uber anunció que sus primeros cinco socios de vehículos VTOL serán Aurora Flight Sciences, Pipistrel Aircraft, Embraer, Mooney y Bell Helicopter.

Si bien este tipo de aeronaves de despegue vertical podría sonar similar a los helicópteros, Uber argumenta que los aviones tendrían ventajas clave sobre los helicópteros: serán eléctricos, los aviones tendrían cero emisiones y serán mucho menos ruidosos que los Helicópteros, según declaran desde Aurora Flight Sciences.

“La misión de Uber Elevate pasa por conseguir el mínimo ruido, alta fiabilidad y bajo costo”, dijo el presidente de Aurora, John Langford. “Ya hemos construido y volado el primer avión de prueba de concepto y estamos muy contentos de asociarnos con Uber para acelerar la iniciativa eVTOL”.

El lanzamiento de una “Demo” en pocos años es ambicioso incluso para la compañía de los 69.000 millones de dólares, que actualmente tiene problemas suficientes en sus otras unidades de negocio. Pero Uber parece ser consciente de los retos que se avecinan en su camino.

“Tenemos mucho trabajo que hacer”, dijo Holden. “Esto no va a ser fácil.”

 

Artículos que pueden interesarte

El coche volador por fin ha llegado

Uber, un mes de Febrero para olvidar

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here