uber-frances-frei-author-photo-download

Tras el mal año de Uber y la mala prensa que le acompaña, la compañía ha tomado cartas en el asunto

Uber no ha tenido precisamente un gran año, más bien todo lo contrario. Ahora, con la contratación de un nuevo directivo, busca abordar de un modo claro los problemas de cultura corporativa que arrastra la startup más valiosa de todo el mundo.  

Cuando Uber lanzó una investigación sobre su ambiente de trabajo en febrero, contactó con Frances Frei, una conocida experta que ha centrado en su carrera en resolver problemas como la igualdad de género. Ahora, ha dejado de trabajar como consultora para pasar a formar parte del equipo. El lunes, la compañía anunció que Frei se unirá a la startup como su nuevo vicepresidente senior de liderazgo y estrategia, reportando directamente al CEO, Travis Kalanick.

Ella trabajará junto a Liane Hornsey, directora de recursos humanos de la startup billonaria, y su equipo ejecutivo en “áreas críticas”, que incluye “estrategia y planificación de la empresa, transformación y diseño organizacional, gestión y liderazgo, coaching, apoyo y desarrollo de un equipo de liderazgo de clase mundial; Y articular y ayudar a diseñar y adaptar nuestra filosofía cultural “, según el anuncio de Uber.

Mucho trabajo por delante

Su trabajo para ayudar a darle la vuelta a la compañía de los $69,000 millones puede ser uno de los más difíciles en que haya. Los problemas de Uber comenzaron en enero después de que más de 200,000 clientes borraran sus cuentas a raíz del movimiento #DeleteUber.

En febrero, una ex ingeniera publicó una entrada en su blog en el que detallaba el acoso sexual que sufrió en la empresa, lo que llevó a Uber a iniciar inmediatamente una investigación de la cultura corporativa y el ambiente de trabajo. Desde entonces, la compañía también ha sido objeto de una investigación federal sobre el lanzamiento de una herramienta llamada Greyball, que dificultaba al funcionario público saber si Uber funcionaba o no en zonas prohibidas por ley, y fue demandada por la filial de Google de coches autónomos, Waymo, por presunto espionaje industrial. Por si fuera poco, hasta nueve ejecutivos de peso han abandonado la startup en los últimos meses, incluyendo cargos tan importantes como el director de operaciones (COO) y de finanzas (CFO). 

El nuevo fichaje de Uber, Frei, en una entrevista con Kara Swisher, de Recode, dijo que las vacantes eran una preocupación en la compañía, ya que a Travis Kalanick, le ha faltado un equipo en el que pueda confiar. Más allá del equipo ejecutivo, Uber tiene demasiados líderes y muy poca formación en toda la organización, algo que Frei tendrá que arreglar.

Su contrato llega en un punto de inflexión para la cultura de la compañía. Se espera que la compañía publique los resultados de la investigación de febrero en el lugar de trabajo de la compañía en la semana que viene, lo que podría resultar en más agitación y salidas entre el escalón superior de la compañía.

Lee ahora: ‘Juego de Tronos’ global en el transporte colaborativo

Más sobre Uber

El ‘Juego de Tronos’ mundial entre Uber y sus competidores

Lyft desafía de nuevo a Uber

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here