Trabaja desde casa en cualquier lugar del mundo

¿Quién no ha soñado alguna vez con dar la vuelta al mundo o, al menos, con explorar un continente durante un largo periodo de tiempo? El planteamiento está en la mente de muchos, pero no son tantos quienes pueden permitirse dejar a un lado sus carreras profesionales y tomarse medio año sabático. Lo que antes parecía una mera fantasía solo al alcance de bolsillos desahogados, ahora se vuelve realizable gracias a la iniciativa de Job Trippin’, un programa pionero europeo que acaba de comenzar su andadura de la mano de cuatro jóvenes latinoamericanos y españoles.

Job Trippin’ dirige su negocio a aquellos trabajadores en remoto que sueñan con viajar, pero que desean conservar sus empleos. La compañía propone un viaje de 3 o 6 meses a través de seis países diferentes de Latinoamérica, desplazándose a una ciudad nueva cada mes, mientras se les facilita alojamiento en habitaciones privadas y espacios de trabajo equipados para que puedan desarrollar su profesión a distancia sin afectar a la productividad. La startup se ocupa de gestionar y organizar todo lo necesario durante el viaje: no solo la oficina y el alojamiento, sino también los desplazamientos dentro del continente, el acceso a Internet 24 horas, las clases de idiomas, actividades y eventos con otros participantes y, quizá el punto más interesante, una red de contactos locales –con empresas e inversores autóctonos- para que los viajeros puedan expandir su carrera profesional y empresarial más allá de sus fronteras.

No proponemos un viaje de turismo al uso”, apuntan los creadores, “sino una experiencia personal y profesional completa. Pretendemos que el viajero viva en cada país como lo haría un autóctono, conociendo desde dentro la cultura y costumbres, y además les facilitamos las herramientas para que construyan una red de contactos que les permita crecer como profesionales internacionalmente”.

Lee ahora: Las marcas que adoran los ‘millenials’

Más sobre Startups de Turismo

Adiós al ‘roaming’ en Europa

Cómo Internet salvó AirAsia tras convertirse en la primera aerolínea asiática ‘low cost’

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here