wechat_tencent_store

WeChat, un temible nuevo rival para la App Store de Apple

Tencent, el gigante chino de Internet valorado en 240.000 millones de dólares, presentó su candidatura al sector de la intermediación de las aplicaciones móviles. WeChat empieza a ofrecer aplicaciones dentro de WeChat, (su aplicación de chat de éxito con 846 millones de usuarios mensuales) al estilo Facebook.

Tencent les llama ‘mini programas’, en vez de aplicaciones móviles, (son básicamente versiones más básicas de las aplicaciones de iOS y Android) que se descargan al instante y se pueden almacenar en WeChat. El motivo del nombre ‘mini programas’ es que Apple no deja que Tencent les llame Apps por motivos legales. 

El programa Mini (mini programas) se basa en el éxito sin paliativos de WeChat, la aplicación más grande de China para iOS y Android. Tencent afirmaba en diciembre que la aplicación tiene 768 millones de usuarios diarios, de los cuales 384 millones lo utilizan durante 90 minutos cada día.

Logo de WeChat, la aplicación líder de China

 

Un cambio de paradigma en el uso de las aplicaciones

Decenas de investigaciones sobre el uso de los smartphones han sacado a la luz una complicada relación de amor-odio entre los usuarios y las aplicaciones. Diversos estudios revelan que el 85% del tiempo que pasan los usuarios en el smartphone es utilizando aplicaciones, pero en menos de una docena de apps. La retención del usuario, mucho más que la descarga del servicio, es el gran reto de las compañías que desarrollan aplicaciones.

una de cada cuatro personas desinstala las aplicaciones de noticias después de tan sólo una sesión.

A diferencia de Facebook y otras aplicaciones de chat que trazan planes similares, WeChat tiene un dominio absoluto de su mercado. Es por ello que el proyecto ‘Mini’ de WeChat huele a éxito. Los mini programas serán un nuevo foco prioritario para cualquier estrategia de los desarrolladores de apps.

Hoy se celebra el décimo aniversario del iPhone, un dispositivo que prácticamente inventó el smartphone, pero, en China, uno de sus gigantes busca imponer su propia visión del futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here