gangster-ysiad hustle farreiras republica dominicana bronx silicon valley ladron antecedentes

La historia de superación del que hoy en día es un gran empresario

Silicon Valley tiene muy pocos ejecutivos que tengan un pasado de bandas callejeras, pero existen. Hoy te presentamos la historia de un joven dominicano que pasó de las calles del Bronx a ser vicepresidente de ventas de una compañía llamada Hustle. La empresa es una plataforma de mensajería de texto peer-to-peer respaldada por varias empresas.

Hustle es también una palabra que la gente utiliza para describir la venta o la promoción energética y las estrategias y tácticas de Ysiad. Llevó a la compañía de 0$ a 5 millones $ en ingresos registrados en dieciocho meses.

La madre de Ysiad emigró de República Dominicana siendo él adolescente, lo crió como madre soltera y su primer idioma era el español. Aprendió inglés en la escuela primaria y tuvo la suerte de ganar un lugar en un programa llamado Prep for Prep, que a su vez le dio una beca a Horace Mann, una escuela privada en la ciudad de Nueva York. Llegar a Horace Mann fue una fuente de orgullo y vergüenza.

  • Orgullo: Es una de las mejores escuelas secundarias de los Estados Unidos y fue un privilegio ir allí.
  • Vergüenza: Su beca no cubría los almuerzos escolares ni el autobús escolar, por lo que no podía comer ni ir en autobús.

La madre de Ysiad estaba criando su familia con ayuda pública. Para aquellos que no lo sepan, quien está en asistencia pública recibe comida gratis para sus hijos en la escuela pública. El programa de cupones de alimentos fue construido para tener en cuenta estas comidas gratuitas para niños que no estaban disponibles en su escuela privada. No había suficiente dinero en estampillas de comida para hacerle almorzar y también cenar, por lo que estaba constantemente hambriento.

La alimentación y el colegio, los detonantes de sus problemas

Ysiad deseaba trabajar para pagar su propio almuerzo, pero era demasiado joven para los papeles de trabajo, así que ni siquiera podía conseguir un trabajo para después de las clases.

Llegar a la escuela solo presentó sus propios desafíos porque había una guerra de pandillas que estaba ocurriendo a finales de los 90 en Nueva York y él tuvo que lidiar con las consecuencias y problemas que eso suponía. Utilizó una bicicleta hasta que se la robaron. Después de eso corrió a la escuela con su mochila.

A pesar de que Ysiad es dominicano, las pandillas lo atacaban en iniciaciones porque era blanco y después de una serie de altercados físicos, se desgastó. Decidió crear su propia pandilla y construir una reputación en el barrio. Las cosas se intensificaron.

Tenía el objetivo de ganar suficiente dinero para que su madre y sus hermanas no tuvieran que robar, pero se sentía cómodo haciendo lo que tenía que hacer para poner comida en la mesa. Vendió cajas de cable ilegales a sus compañeros de clase, robó de la cafetería e incluso de muchos de sus compañeros de clase.

A los 15 años se encontró en un puesto de dirección en una empresa criminal. Más adelante, el resultado fue que se declaró culpable de robo en el primer grado, posesión de bienes robados y de asalto con un arma mortal. Así es como se puso en libertad condicional entre los 16 y los 21 años. Se considera afortunado porque las cosas podrían haber sido mucho peores.

De la libertad condicional a una de las Universidades más prestigiosas del país

Mantuvo en secreto sus problemas con la justicia en su entorno escolar, así que pudo seguir con su beca. Para entonces ya tenía edad suficiente para trabajar, así que dejó las actividades extra-escolares, encontró un ordenador en un tren y consiguió un trabajo como programador. A partir de ese momento, él pagaría por su propia comida en lugar de robarla. Mintió en sus solicitudes universitarias diciendo que no había sido arrestado, y fue aceptado en varias universidades de la Ivy League con becas completas.

Entró en la Universidad de Pensilvania en una beca completa Annenberg, pero rápidamente abandonó debido a un par de factores:

  • Impaciencia. No quería esperar hasta completar la universidad para ganar dinero. Y se dio cuenta de que tenía otras oportunidades. Nadie estaba usando Craigslist todavía para anunciar la propiedad en ese mercado, por lo que utilizó ese canal para construir un negocio.
  • Estaba en libertad condicional y quería reducir su riesgo de ser enviado a prisión por participar en las actividades normales de alguien que se dedica a una vida social en una universidad de la Ivy League.

Así que se retiró de la universidad y comenzó algunos negocios. Empezó en una compañía de camisetas, una empresa de mudanzas, reparaciones en el hogar y, más tarde, una empresa de importación de comercio justo.

Cada uno fue un poco más exitoso que el anterior. Como todos ellos se autofinanciaron, tuvo que aprender a arrancar e inspirar a la gente a trabajar con él a pesar de no tener dinero para pagar salarios fijos. Eso significaba contratar a personas con antecedentes tortuosos y trabajar en proyectos que generaban ganancias lo suficientemente rápido como para pagar a todos.

Demostró unas dotes innatas en el ámbito profesional

En algún lugar de la línea un ex-empleado le presentó a un amigo suyo que tenía una lucrativa carrera como consultor de fondos de cobertura. Empezó a quedarse hasta tarde leyendo libros financieros, llevó sus habilidades de programación hasta un nivel profesional, consiguió un puesto interno en un fondo de cobertura, y luego aprovechó esa posición para obtener una entrevista formal con ese amigo de un amigo donde lo convenció para darle una oportunidad.

La compañía seguía siendo lo suficientemente pequeña como para no llevar a cabo revisiones de antecedentes, así que poco después, Ysiad comenzó a trabajar ahí. Los clientes comenzaron a preguntar por Ysiad y había más trabajo de lo que la empresa podía manejar.

La experiencia previa de Ysiad de contratar a personas con antecedentes no tradicionales resultó muy útil porque su grupo de talentos era más amplio y podía contratar a gente más rápido que sus competidores. Todo iba bien hasta que la compañía creció a aproximadamente 30 personas y empezó a realizar verificaciones de antecedentes. En lugar de decirle a los socios de la firma la verdad acerca de su pasado, sabiendo que se le despediría, renunció antes de llenar el formulario de acuerdo a una verificación de antecedentes.
Ysiad estaba emocionalmente destrozado. Finalmente había alcanzado un buen estatus socioeconómico, pero tuvo que renunciar a él debido a sus luchas con los controles de antecedentes. Entonces hizo lo que muchos jóvenes ricos hacen cuando necesitan procesar las cosas y tomarse un tiempo libre. Entró en la naturaleza, viajó mil millas de Boston a Ann Arbor y se mudó a la India durante un año y medio.

San Francisco, donde Ysiad se encontró a sí mismo

Después de toda esa reflexión, decidió trasladarse a San Francisco, donde pensó que las organizaciones podrían ser menos propensas a ejecutar controles de antecedentes de sus empleados.

En San Francisco vivió en una casa con Cory Rae Shaw, primer diseñador gráfico de Hustle, y Perry Rosenstein, uno de los fundadores. Perry siempre estaba hablando de política, pero Ysiad siempre había sido bastante escéptico en la materia. Cuando era pequeño, políticos y activistas de fuera de su comunidad se acercaban a su vecindario y les decían que si querían un cambio, necesitaban votar. Sus mensajes sonaron geniales, pero Ysiad aprendió a desconfiar de los políticos porque sentía que la mayoría de ellos estaban llenos de promesas vacías que llevaron a cero resultados o cosas que eran contradictorias a su mensaje inicial.

Mientras Perry e Ysiad continuaban sus conversaciones, Perry seguía diciendo que si bien muchas de las preocupaciones de Ysiad eran ciertas, la plataforma de Hustle no sólo era utilizada por los organizadores llegando a LatinX y otras comunidades desatendidas de una manera que nunca se había hecho, también para construirse un poder para poder tener resultados reales.

Cuando Ysiad vio los resultados positivos, pensó en otros casos de uso en la justicia penal de sus interacciones con sus oficiales de libertad condicional y de inmediato acordó hacer algunas consultas para ayudar con las ventas y marketing.

Ysiad pronto vio que el trabajo que Hustle estaba haciendo cambiaba las maneras en que pensaba en política y activismo. Cuando se unió por primera vez a Hustle, se centró en cuestiones políticas como la reforma migratoria y por el costo de menos de una sola postal, pudo colmar la brecha digital al ayudar a los organizadores de campañas a enviar textos personalizados a personas de grupos específicos.

Hustle, la herramienta con la que Ysiad quiere cambiar el mundo

Si los organizadores querían llegar a gente como la madre de Ysiad, que habla principalmente español, podrían comunicarse con ellos por medio de texto en el idioma preferido de sus constituyentes. Esto permitió a las campañas desarrollar mensajes apropiados en una variedad de idiomas para llegar a todos de una manera cómoda y respetuosa.

Ysiad ayudó a los organizadores a usar Hustle para enviar más de 60 millones de mensajes a 12 millones de personas y consiguió que la plataforma estuviera en manos de grupos de defensa de renombre, sin fines de lucro y sindicatos con resultados fenomenales
Hustle está expandiendo rápidamente su fuerte posición en la política y el trabajo, pero también está trabajando en la expansión de las verticales y en el empoderamiento de los líderes en educación, comunidades de fe, atención médica, centros de llamadas y más.
Como alguien en una posición ejecutiva en una startup de rápido crecimiento, Ysiad ahora se siente con la responsabilidad de ayudar a las personas que han estado luchando para superar las decisiones que pueden haber hecho en su pasado y que afectan sus antecedentes de manera negativa.Tal vez tienen un historial criminal como él, o tal vez no parezcan ni suenan como lo que la gente espera que hagan pero, tras ver la historia de Ysiad, podrán pensar diferente. 

Lee ahora: ¿Cómo crear una startup de 10 billones en un bus de Chinatown? Esta es la historia de Dropbox

Más sobre Emprendedores

Evan Spiegel, la historia del joven más rico del mundo

Foursquare, una odisea tecnológica del B2C al B2B

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here